Cirugía mínimamente invasiva

Cirugía mínimamente invasiva

La mejoría de los métodos diagnósticos y de instrumentación nos ha permitido avanzar en la cirugía hacia métodos que se llaman mínimamente invasivos.

Mediante estas técnicas se realizan incisiones más pequeñas, en ocasiones milimétricas para realizar operaciones que antes requerían grandes incisiones.

Las ventajas que aportan es que permiten una recuperación más rápida, con menos dolor y con mejores resultados.

Cirugía artroscópica

 Es un tipo de cirugía minimamente invasiva que permite realizar la intervención guiada por un artroscopio que es una pequeña cámara que se introduce en la articulación.

Se realiza con anestesia local o regional y en muchas ocasiones no precisa hospitalización, pudiendo dar un alta precoz.

Consultar folleto

 

Cirugía percutánea de pie

 

Es un tipo de cirugía minimamente invasiva que permite realizar correcciones de deformidades de los pies con incisiones muy pequeñas. Se pueden resolver problemas como:

  • Hallux Valgus o juanetes
  • Hallux rigidus
  • Dedos en garra y en martillo
  • Neuromas de Morton
  • Metatarsalgias

 Se realiza con anestesia local y no precisa hospitalización.

El paciente se va a casa nada más operarse caminando por su propio pie con la ayuda de un calzado especial.

Consultar folleto

 

Prótesis total de cadera

El implante de una prótesis total permite la sustitución de la articulación de la cadera deteriorada de forma irrecuperable por otra artificial.

La prótesis se implanta para eliminar el dolor y mejorar la movilidad articular.

La prótesis total de cadera está constituída por dos componentes: 

  • el componente femoral, que se inserta en el hueso del fémur
  • el cotiloideo, implantado en le hueso iliaco de la pelvis

 Consultar folleto

 Prótesis total de rodilla

 

El implante de una prótesis total permite la sustitución de la articulación de la rodilla deteriorada de forma irrecuperable por otra artificial.

La prótesis de implanta para eliminar el dolor y mejorar la movilidad articular.

La prótesis total de rodilla está constituída por tres componentes:

  • el componente femoral, que se inserta en el hueso del fémur
  • el componente tibial, que se asienta sobre la tibia
  • la protetizaciónb rotuliana, que no siempre es necesaria

Consultar folleto