Rodilla

Prótesis total de Rodilla

 

Sólo utilizamos las prótesis cuando no podemos ayudar utilizando los métodos biológicos regenerativos.

Es un procedimiento quirúrgico mediante el cual la superficie dañada de la articulación se sustituye por partes artificiales llamadas Prótesis. La prótesis de rodilla tiene 2 componentes metálicos (fémur y tibia) y dos de polietileno (plástico) que son la rótula y el platillo tibial.

 

Utilizamos los últimos diseños de prótesis que permiten una mayor movilidad, eliminan el dolor, duran décadas y permiten volver a la práctica del deporte.

La mejoría de los protocolos de anestesia y de control del dolor postoperatorio nos permiten dar el alta hospitalaria más pronto a los pacientes disminuyendo el riesgo de infecciones y otras complicaciones hospitalarias.

Utilizamos vias de abordaje más anatómicas y menos agresivas que permiten realizar incisiones más pequeñas y una recuperación precoz.

A través de una incisión de 15 cm, se expone la articulación preservando los ligamentos colaterales y los tendones propios de la rodilla, se remueve la superficie articular desgastada del fémur, tibia a través de los cortes mínimos necesarios para reproducir las características naturales de la rodilla y así ajustar la prótesis de la manera más anatómica, se colocan las pruebas en su lugar, el cirujano prueba la alineación y estabilidad y procede a la colocación de la prótesis definitiva. Las nuevas instrumentaciones nos permite utilizar navegadores y técnicas que aumentan la precisión a la hora de implantar las prótesis.

El tiempo aproximado de la cirugía es de aproximadamente 60 a 90 minutos, el tiempo total en quirófano puede ser de 2 a 3 horas por los procedimientos anestésicos y la recuperación.

Al finalizar del procedimiento la incisión se cierra con grapas, se cubre con un vendaje y el paciente es trasladado a la sala de recuperación, una vez estable se traslada a su habitación.

El día siguiente a la cirugía se inicia el proceso de rehabilitación donde el paciente se sienta y flexiona la rodilla en la cama, comienza a caminar asistido por una andadera o muletas. Por lo general el paciente permanece en el hospital por 3 o 4 días y egresa caminando para continuar la rehabilitación en su casa. El uso de la andadera se suele extender de 2 a 4 semanas dependiendo del paciente, para posteriormente utilizar un bastón por un tiempo variable hasta caminar sin asistencia alguna.

 

Indicaciones para el paciente en la Cirugía de una Prótesis de Rodilla

Lesiones de Rodilla

¿Sabías Que?