Rodilla

Luxación e inestabilidad Patelo femoral

 

... ocurre con mayor frecuencia en mujeres entre 10 y 17 años y el 60% de los casos están asociados a las actividades deportivas ...

 

La patela o rótula es el hueso que se palpa en la parte frontal de la rodilla, ella transmite la fuerza del tendón del cuadriceps al tendón patelar para hacer la extensión de la articulación. En su cara articular la patela tiene forma de "V"  y se mueve sobre la parte anterior del fémur sobre un surco, funcionando como una cuerda sobre una polea.

Las luxaciones del aparato extensor de la rodilla se corresponde a la salida de la patela del surco intercondilio del fémur. Esto ocurre con mayor frecuencia en mujeres entre 10 y 17 años y el 60% de los casos están asociados a las actividades deportivas, otros factores asociados a las luxaciones son la alineación de la extremidad, la hiper-elasticidad, la forma de la patela y del fémur. 

 

La urgencia.

Al ocurrir la luxación usualmente la rodilla queda en una posición flexionada, con una masa o deformidad en su cara lateral, en la mayoría de los casos la patela vuelve a su posición de manera espontánea o al estirar la articulación.

Al acudir a urgencias, la rodilla suele estar ya colocada en su posición anatómica, sin embargo se puede haber dolor en la cara medial de la rodilla, derrame articular y puede ser evidente la inestabilidad de la misma. Es necesario realizar un examen físico para evaluar la integridad del aparato extensos, una radiografía para descartar fracturas y una resonancia magnética para descartar fracturas o lesiones del cartílago, cuerpos libres o la lesión del ligamento patelo-femoral medial. 

 

¿Cual es el tratamiento?

En el primer episodio de luxación, donde no hay fracturas o desprendimiento de fragmentos condrales, el tratamiento consiste en la inmovilización de la rodilla, analgésicos y crioterapia, seguido de una rehabilitación para el fortalecimiento y balance de las fuerzas de cuadriceps. 

En los casos de inestabilidad recurrente o en aquellos en que ha ocurrido un fractura con desprendimiento de un fragmento de cartílago o cuerpo libre, es necesario realizar una cirugía donde se puede combinar la técnica artroscópica para la extracción del cuerpo libre y reparaciones del cartílago y una técnica mínima invasiva, según las técnicas más actuales, para la reconstrucción de ligamento patelo-femoral usando un injerto de tendón propio del paciente, con muy buenos resultados. 

Lesiones de Rodilla

¿Sabías Que?