Rodilla

Fallo de la reparación del Ligamento Cruzado Anterior

 

La reparación del LCA es una cirugía con una tasa de éxito por encima del 95%, sin embargo existe un pequeño número de casos que se pueden complicar.

 

¿Porque puede fallar la reconstrucción de un LCA?

Los fallos de la reconstrucción del ligamento cruzado anterior las podemos dividir en dos, las fallas tempranas y las tardías. Las fallas tempranas suelen ocurrir por errores en la reconstrucción inicial. Las fallas tardías suelen estar asociadas a pinzamientos del injerto o nuevos traumatismos que puedan romper el ligamento. 

 

Entre las causas precoces de fallas del ligamento tenemos:

1. Error en la colocación de los túneles. Es de suma importancia durante la perforación de los túneles para colocar el injerto ser muy precisos, en el caso de trasladar estos solo unos milímetros se puede producir que el injerto no tenga la orientación deseada por lo que no cumplirá con su función bio-mecánica y la rodilla continuará inestable o tendrá pinzamientos que pueden producir dolor, bloqueos y una re-ruptura del ligamento.

2. Fallas de la fijación. Para mantener el injerto en su lugar mientras éste cicatriza y se convierte en ligamento, se utilizan diferentes sistemas para fijación que varían desde tornillos de interferencia (comprimen el injerto contra el hueso) o sistemas de suspensión (se cuelga el injerto). En raras oportunidades estos sistemas pueden fallar por defectos en su fabricación o por una mala implantación al momento de la cirugía, conllevando a que el injerto quede laxo, persistiendo la inestabilidad de la rodilla.

3. Injertos insuficientes. Los injertos utilizados para la reconstrucción del LCA pueden ser propios del paciente (auto-injertos) o injertos de cadáver (alo-injerto), usualmente esto no suele ser un motivo de falla de la cirugía sin embargo en personas con variantes anatómicas, enfermedades autoinmunes (artritis, colágeno y otras) pueden tener tejidos de mala calidad por lo que es preferible la colocación de alo-injertos a fin de garantizar el éxito de la cirugía. 

4. Artrofibrisis. Posterior a un traumatismo o cualquier cirugía sobre una articulación, puede ocurrir una cicatrización extensa en el interior de la misma, produciendo una rigidez con limitación de los rangos articulares.  Para evitar esta complicación es muy importante iniciar una rehabilitación precoz después de la cirugía. En los casos en que la rehabilitación no es suficiente es posible que se amerite una nueva intervención para la liberación de dichas cicatrices y la manipulación de la rodilla bajo anestesia. 

 

Entre las causas tardías de fallas del ligamento tenemos:

1. Pinzamiento del injerto. Los pinzamiento ocurren luego de la cirugía por el choque del injerto contra superficies óseas, en algunas oportunidades pueden dar síntomas precoces como dolor y bloqueos. Muchos casos son asintomáticos inicialmente por lo que el paciente no manifiesta molestias, sin embargo con el uso de la rodilla el pinzamiento va lesionando progresivamente el injerto hasta que ocurre una re-ruptura con una nueva inestabilidad que ameritará una nueva reconstrucción del LCA. 

2. Traumatismos. Es bien conocido que los injertos utilizados para la recostrucción del LCA tienen mayor resistencia a la ruptura que el ligamento original, sin embargo estan igualmente expuestos s que un traumatismo pueda romperlos, ameritando realizar una nueva reconstrucción. 

Lesiones de Rodilla

¿Sabías Que?