Hombro y codo

Hombro congelado

 

El hombro es la articulación más móvil del cuerpo, pero también la que está más expuesta a padecer adherencias que limitan el movimiento.

Esta patología se conoce como capsulitis adhesiva, artrofibrosis o más popularmente hombro congelado.

Esta patología esta por lo general asociada a problemas crónicos de la articulación como puede ser la ruptura del manguito rotador o la artrosis. Con el tiempo se va produciendo una limitación del movimiento que provoca una incapacidad para levantar el brazo o cruzarlo por delante o detrás del cuerpo. Además se genera una perdida de fuerza de los músculos que rodean el hombro.

Esta enfermedad aparecer con más frecuencia en pacientes que padecen diabetes, enfermedades reumatoides o problemas de tiroides, por lo que estas deben descartarse cuando se detecta un hombro congelado.

El tratamiento habitual es mediante la rehabilitación.

Si falla la rehabilitación puede ser necesaria una artroscopia para liberar las adherencias y los tejidos contraídos y realizar una movilización pasiva bajo anestesia.

Si no se trata va provocando una limitación progresiva que al final repercute en el resto del brazo y la espalda.

 

Clasificación

  • Estadio 1

El dolor aumenta con el movimiento y es peor por la noche. Se produce una perdida progresiva de los movimientos del brazo. La utilización de infiltraciones y rehabilitación suele revertir el proceso. de 3 a 9 meses

  • Estadio 2

Mejora el dolor y es menos molesto mover el brazo, sin embargo ya se ha producido una limitación de la movilidad del hombro significativa cuando la comparamos con el otro brazo. Puede durar de 3 a 12 meses

  • Estadio 3

Empieza a mejorar la sintomatología y se puede llegar a ganar el movimiento de nuevo, aunque puede durar años el proceso. En ocasiones se requiere cirugía.

 

Lesiones de Hombro y codo

¿Sabías Que?