Columna

Artrosis de Cadera

 

La osteoartrosis es el proceso degenerativo o desgaste del cartílago de las articulaciones

En el caso de la cadera la artrosis puede ocurrir por diferentes razones como lo son: los pinzamientos fémoro-acetabulares, enfermedades como la artritis reumatoide, el desgaste natural, fracturas y traumatismos previos, entre otras.

Las osteoartrosis se clasifican en diferentes estadios,  dependiendo de los síntomas del paciente, la evaluación médica y las imágenes de radiología. En los casos avanzados el paciente refiere dolor que limita las actividades diarias, interrumpe el sueño y amerita el uso de analgésicos con frecuencia. La radiología demuestra la deformidad, esclerosis y perdida de la línea articular, geodas y osteofitos.

Dependiendo de la severidad del caso se pueden plantear diferentes tratamientos, en los casos leves y moderados se puede indicar analgésicos-antiinflamatorios, reposo, cambio de actividades, en algunos casos se puede plantear la rehabilitación o una cirugía mínima invasiva como la artroscopia de cadera a fin de realizar una limpieza de la articulación.

En los casos moderados a severos en los cuales el paciente tiene limitación para realizar sus actividades diarias y el tratamiento conservador no funciona, está indicada la colocación de una prótesis total de cadera.

 

La prótesis de cadera es un dispositivo diseñado para sustituir la cadera natural por diferentes causas, como la osteoartrosis, fracturas, necrosis avascular y displasias entre otras. 

Las prótesis se clasifican en totales y parciales; las prótesis parciales se reemplaza solo la cabeza femoral, estos implantes fueron utilizados con gran frecuencia en el pasado y actualmente tienen una utilidad limitada a pacientes de edad avanzada, con fracturas de cadera que previo a la lesión tenían una actividad física muy escasa. Las prótesis totales son implantes donde se reemplaza tanto la cabeza del fémur como la superficie del acetábulo (hueso de la pelvis),  ese tipo de prótesis son las preferidas hoy en día para el tratamiento de las enfermedades antes descritas por ser mas duraderas.

Dentro de la variedad de prótesis disponibles en el mercado se clasifican según su método de fijación al hueso y de su superficie de fricción.  Según el método de fijación hay prótesis no cementadas que son aquellas donde la superficie de la prótesis es cubierta con un material especial que permite la adherencia y crecimiento del hueso en el implante. En las prótesis cementadas  se utiliza un polímero que adhiere el implante al hueso, hoy en día es la prótesis preferida en casos de hueso con osteoporosis avanzada por ofrecer una mejor fijación.

En cuanto las superficies de fricción se refiere a los materiales donde ocurre el movimiento entre los componentes de las prótesis, existen deferentes materiales así como la combinación de los mismos, con sus ventajas y desventajas. La combinación más frecuente utilizada es una cabera femoral metálica con un acetábulo de polietileno (plástico), sin embargo existen combinaciones de cerámica con polietileno y cerámica con cerámica, las ventajas de la cerámica es que son implantes diseñados para soportar mejor el desgaste, por lo que se prefiere en pacientes más jóvenes. Las combinaciones de cabezas femorales de metal con acetábulos de metal, fue utilizado ampliamente sin embargo en la actualidad se utilizan cada vez menos. 

 

La cirugia de prótesis de cadera

La cirugía de prótesis de cadera debe ser realizada por un equipo médico especializado, es una cirugía de 90 mín. aprox., una herida de 12 cm. en el post operatorio el paciente se mantiene con el sistema de analgesia peridural por un periodo de 48 a 72 horas antes de ser egresado a su domicilio. A las pocas horas de la intervención el paciente es estimulado a caminar e iniciar la rehabilitación, siempre que sea posible, con la ayuda de una andadera la cual usara por un periodo de 15 días aprox.

Aproximadamente a los 15 días el paciente acude a la consulta para la retirada de los puntos. 

Lesiones de Columna

¿Sabías Que?