Columna

Artroscopia de Cadera

 

La cirugía artroscópica de la cadera es un procedimiento innovador, que se realiza cada vez con mayor frecuencia a nivel mundial. Lo novedoso de la técnica artroscópica es que permite tratar diferentes lesiones de la cadera, a través de pequeñas heridas

Las patologías tratadas con mayor frecuencia son los pinzamientos fémoro-acetabulares, lesiones del labrum acetabular, caderas en resorte interno y externo, lesiones de cartílago, extracción de cuerpos libres, fracturas de la cabeza femoral y luxaciones, entre otros. Actualmente se desarrollan técnicas para lesiones insercionales del glúteo medio y ligamentos.

La artroscopia de cadera es un procedimiento quirúrgico mínimo invasivo, que debe ser realizado por un equipo médico especializado, y se debe contar con equipos de artroscopia especiales para la cadera y una cama quirúrgica ortopédica que permita la tracción de la extremidad. 

 

En qué consiste la cirugía

A través de 2 o 3 incisiones de aproximadamente 2 cm se introducen cánulas para el acceso a la articulación de una cámara y los diferentes instrumentos que permitan la reparación  de las lesiones. La cirugía consta de dos etapas, la primera se realiza bajo tracción de la articulación para trabajar la parte articular, es decir el espacio entre la cabeza del fémur y el acetábulo, y una segunda etapa sin tracción donde se trata las lesiones y pinzamientos extra-articulares.

El paciente se mantiene hospitalizado por 24 horas para tratamiento endovenoso y control del dolor, suele egresar en la capacidad de caminar y trasladarse por sus medios, con la asistencia de muletas por una o dos semanas. Se indica realizar rehabilitación de manera precoz a fin de mejorar la inflamación,  recuperar los rangos articulares y la fuerza muscular rápidamente. 

Lesiones de Columna

¿Sabías Que?